Gin Citadelle 44%

CITADELLE GIN: UNA HISTÓRIA FUERA DE LO COMÚN

En 1775 dos visionarios franceses, los señores Carpeau y Stival obtuvieron del rey Luis XVI el derecho a abrir una destilería de ginebra en la Citadelle de Dunkerque, siendo la primera en ostentar el título de Destilería Real. La Citadelle, que albergaba a la destilería de ginebra más antigua de Francia, estaba situada en la muy próspera ruta del comercio marítimo del siglo XVIII.
En 1989, cuando la gin se había convertido en un alcohol industrial, perdiendo a menudo la complejidad y finura de antaño, Cognac Ferrand decidió producir una Gin artesanal, destilada de la misma manera que dos siglos antes. Tras muchos años de investigación en los archivos de Flandes y de puesta a punto en su destilería de Cognac, Pierre Ferrand, alumbró la primera botella con la marca Citadelle.

UNICA DESTILADA EN ALAMBIQUE TRADICIONAL CHARENTAIS CON FUEGO DIRECTO

En aquella época la ginebra se destilaba en pequeños alambiques de cobre con una capacidad que oscilaba de los 5 hectolitros a los 30 como máximo.
Ese modo de producción evolucionó: el tamaño de los alambiques se hizo mayor para ganar en productividad, perdiendo precisión y gusto; el vapor de agua, mucho más fácil de utilizar, reemplazó al fuego directo como sistema de calentar los alambiques, y en muchas ocasiones incluso se suprimió completamente la destilación en esos alambiques.
Dado que Cognac Ferrand disponía de alambiques Charantais con fuego directo para la producción de su prestigioso cognac, decidió utilizar los mismos y toda su experiencia de destiladores para que la Gin Citadelle pudiera ver de nuevo la luz: una ginebra con una textura y una riqueza aromática únicas en el mundo. Hoy en día, Citadelle es la sola Gin destilada según este método ancestral.

LAS 19 ESPECIAS

El método único de destilación de la Gin Citadelle permite obtener un alcohol con una gran estructura que acepta, sin desequilibrarse, el enebro y otras especias. El maestro destilador las selecciona cuidadosamente con el fin de que sus notas cítricas, florales y exóticas complementen el frescor del enebro. Es un trabajo de orfebrería en el que se entrelazan sabores y aromas en una armonía y un equilibrio perfectos.
Citadelle Gin Reserve
Afinada varios meses en viejas barricas de roble que han contenido los mejores cognacs de Pierre Ferrand, la Gin Citadelle Reserve combina maravillosamente el frescor y la complejidad de la Gin Citadelle con la finura de los venerables alcoholes envejecidos en madera. El Maestro de Bodega de Cognac Ferrand pone fin al afinado sólo cuando considera que la ginebra ha alcanzado un equilibrio perfecto entre frescor y madera.

NOTA DE CATA DEL GIN CITADELLE

La Gin Citadelle tiene una nariz muy delicada y perfumada con flores frescas, jazmín y madreselva, sobre un fondo de canela. Al poco, aparecen notas herbáceas más intensas como el anís y las pimientas y se acentúan las notas de canela. Estos aromas complejos nos recuerdan a los jardines en primavera. En el paladar, las bayas de enebro dan paso a frescas notas florales, voluptuosas y complejas. El final en boca es elegante, redondo y de una gran finura.

Fuente: Cognac Ferrand